GOBIERNO PAGA FAVORES A EMPRESAS FORESTALES

Por financiamiento de la pre-campaña
GOBIERNO PAGA FAVORES A EMPRESAS FORESTALES

Detrás del nuevo subsidio del gobierno a las forestales está el pago de favores políticos a Matte y Angelini que financiaron la pre campaña de Bachelet.

La principal razón para que la junta militar de Pinochet determinara a través del Decreto Ley 701 subsidiar a las forestales, fue que entonces se tenía por objeto abastecer al sector privado –en las cantidades que fueran necesarias– de tal manera de crear una “Clase Empresarial” que pudiera hacerse cargo del “Modelo económico neoliberal-chileno” elaborado bajo la conspiración de Chicago. De esta forma, el modelo forestal capitalista quedó en manos de dos grupos económicos quienes, para garantizar la eterna vigencia del DL701, han utilizado diversas vías como el financiamiento de la política, es decir, los sobornos legalizados e ilegales a la política

Así durante el 2012- 2013, periodo en que se tramitaba la Ley Forestal de Piñera cuando el parlamento de Bachelet aparecía entregando votos a favor de extender el DL701 por 20 años; y el operador político de la DC, Ignacio Walker, entregaba instructivos a favor del DL701 junto a la derecha. Fue el mismo periodo en que las grandes forestales de Matte y Angelini financiaban vía “aportes reservados” a parlamentarios de la Nueva Mayoría; y la empresa del recaudador de campañas de Bachelet, G. Martelli, recibía reiterados pagos de empresas Arauco de Angelini. Fue el mismo periodo en que un ex ministro de gobierno, Rodrigo Peñailillo, se autofijaba honorarios con platas de Celulosa Arauco; y lograba la amistad de la “Clase Empresarial” mientras recaudaba fondos para lo que hoy se conoce como “la pre-campaña de Bachelet”

En efecto, en agosto 2014, el ex Ministro Peñailillo –por orden de Bachelet– se reúne –en secreto– en una casa en Lo Barnechea cerca del Club de Golf Lomas La Dehesa, a “tomar el té” junto a Roberto Angelini, Eliodoro Matte y el Secretario General de la CMPC, Gonzalo García, con el fin de proyectar el saqueo de los recursos naturales por el periodo 2015 al 2018. Saqueo que los gobiernos elegantemente llaman “proyectos de Inversión" e "Inversión extranjera"

El 2014, tras la fallida Ley Forestal de Piñera denunciada por organizaciones y comunidades mapuche que efectuaron Seguimiento Legislativo ante la ilegítima consulta indígena –factor clave para que el gobierno no lograra extender el DL701 por 20 años–, la “Agenda Pro Crecimiento 2014" de Bachelet anunció entonces la prórroga del DL701 por dos años. Mientras tanto en las sombras del Ministerio de Hacienda se entregaba, a través de una glosa presupuestaria, recursos a las bonificaciones otorgadas en años anteriores y al manejo de plantaciones ya existentes

Así hasta el primer semestre de 2015, Bachelet no informó de ningún proyecto sobre el DL701. La idea era no generar sospechas ni alarmas porque lo que se oculta desde el gobierno es: una nueva arremetida de las forestales

El día 2 de Julio, en el más absoluto secretismo, el gobierno de Bachelet –utilizando las mismas maniobras del gobierno de Piñera–, ordenó dar urgencia al proyecto de ley ingresado en mayo al Congreso Nacional, para extender nuevamente los subsidios a las grandes forestales de Matte y Angelini que controlan hoy el 80% del sector forestal nacional y mundial. Dicha prórroga será hasta el año 2018, es decir, por todo el periodo presidencial de Bachelet que fue financiado por las grandes forestales

Como principal argumento para extender el DL701, Bachelet afirma que: “En Chile se ha desarrollado una política de Estado para impulsar el desarrollo del sector forestal dadas las externalidades positivas que ello genera para los habitantes del territorio nacional”.

Con esto Bachelet no solo oculta las consecuencias ambientales y sociales de 40 años de expansión forestal en Chile sino que, además, afirma que aún quedan en el país grandes superficies disponibles para expandir el sector forestal las que, según CORMA, se estiman en 3 millones de hectáreas

Marcela Lincoqueo (integrante de las organizaciones mapuche que han efectuado seguimiento legislativo al DL701), señala que: “Según lo que nos señaló un ex personero de gobierno, existió en algún momento la intención de derogar definitivamente el DL701. Sin embargo, nuevamente, las presiones y reuniones secretas entre el gobierno de Bachelet y los grupos económicos, borraron toda cordura.

Un ejemplo es que la reunión entre el ex ministro Peñailillo y los empresarios forestales Matte y Angelini, se efectuó en tiempos en que se decidía el futuro del fomento forestal en Chile. Además, el Director Nacional de CONAF, Aarón Cavieres, reconoció que uno de los problemas con la Consulta Indígena del DL701, era la falta de recursos. Todo esto, nos da entender que el gobierno temía que la prórroga del DL701 fuese paralizada como ocurrió con la Ley Forestal de Piñera, por eso no entregó recursos para efectuar Consulta Indígena.

Paradójicamente, Bachelet si dispuso de recursos para redoblar la militarización del territorio mapuche pero no para cumplir con normas internacionales de dialogo como el Consentimiento previo e informado de las comunidades ante inminentes amenazas sobre territorios ancestrales. En rigor, aquí el modus operandi de gobierno es: hacer visible la violencia en la Araucanía haciendo invisible el violento avance de las grandes Forestales y el Estado”.

Gonzalo Durán (economista e investigador de Fundación Sol) señala que: “en Chile, el gran empresariado en general, y el forestal en particular, tienen sendos privilegios tributarios, que tras la Reforma Tributaria de 2014, siguen plenamente vigentes. En estricto rigor, al final del día, las empresas no pagan impuestos. Pero además, existen figuras de elusión y evasión que cada día salen a la luz pública”.

En Chile nadie investiga a las grandes forestales. El 2014, el Organismo de Impuestos Internos de Argentina, denunció a la Papelera La Plata del grupo Matte, por el uso de facturas falseadas para evadir impuestos en Argentina. Por el contrario, en Chile el Servicio de Impuestos Internos (SII), nunca ha denunciado a las grandes forestales, porque sencillamente en Chile no se les investiga; sólo se les despeja el camino

Por eso, el día 14 de Julio, con el fin de acelerar el proyecto de las forestales, la comisión de agricultura aprobó –con los votos a favor de diputados de la Nueva Mayoría– el primer trámite del proyecto DL701. Los diputados de dicha comisión se negaron a recibir no sólo a los representantes de las organizaciones y comunidades mapuches que hacen seguimiento del proyecto sino que, además, se negaron a escuchar a científicos de la UACH que advierten sobre los graves peligros que significa para el ecosistema del país, el extender nuevamente el fomento a las plantaciones forestales de pinos y eucaliptos

El proyecto de ley DL701 que pasó ahora a la Comisión de Hacienda, pasará luego a ser votado en general en la sala de la Cámara de Diputados

Hoy sabemos que el gobierno de Bachelet ha ordenado a sus partidos políticos, y a todos los parlamentarios de la Nueva Mayoría, aprobar –con la mayor celeridad– la extensión del DL701. Pagar los favores políticos de la pre-campaña, será en adelante la prioridad del gobierno

Pero hoy no sólo estamos frente a la amenaza de la prórroga del DL701 sino que, además, para consolidar el nocivo modelo forestal chileno, el gobierno junto al Ministerio de agricultura ha creado mediante decreto el “Consejo de Política Forestal”, integrado por CONAF, CORMA (entidad que agrupa a las grandes forestales), el Colegio de Ingenieros Forestales, ONGs, CONADI, entre otros. Todo esto con el fin de planificar la nueva Política Forestal para el centro- sur de Chile por los próximos 20 años (2015 al 2035), sin la Consulta Previa a los pueblos ancestrales.

Dicho Consejo Forestal, además de considerar que la única forma de encontrar la paz social con el pueblo mapuche es incorporando tierras indígenas al nuevo negocio energético de las forestales (dendroenergía, biocombustibles, bonos de carbono, etc.), pretende consolidar la marca de Chile a nivel internacional no solo como un “Chile País Forestal” sino que, además, como un “Chile País Maderero”. Es decir, un país hecho a la medida del saqueo de los recursos naturales, boscosos e hídricos de las grandes forestales transnacionales

En consecuencia, frente a la nueva arremetida de las forestales, las organizaciones mapuche han enviado comunicación al Relator Especial de la ONU para denunciar que, el gobierno de Michelle Bachelet pretende seguir extendiendo el Decreto Ley Nº701 de Pinochet, utilizando métodos de dictadura como, la desinformación masiva, la militarización del territorio mapuche y la transgresión de tratados internacionales sobre derechos humanos.

Todo esto en medio de escándalos de corrupción que involucran tanto al propio gobierno, que ha enviado dicho proyecto de ley como, al Congreso Nacional que intentará aprobarlo. Por lo cual las organizaciones y reducciones mapuches se encuentran hoy en alerta.

Bosques Sin Forestales




Bosques Sin Forestales

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín