Mehuin: “ESTE MAR TIENE SU GENTE QUE LO CUIDE” No al Ducto de Celco


En la tarde del lunes 11 de febrero se desarrolló en la caleta de Mehuin, Región de los Ríos, una nueva caminata informativa que tiene como objetivo marcar presencia de la oposición a la instalación del ducto de descarga de Celulosa Celco en la zona. En la actividad se comentaron a los transeúntes los impactos que significarían para esta caleta de pescadores la contaminación del mar a la par que se distribuyeron informativos.

 

La actividad comenzó en el costado de la feria artesanal donde el grupo del Comité de Defensa del Mar tiene presencia con calendarios y poleras para autogestionar recursos para los trámites o viajes que por 17 años han estado realizando activos integrantes de las comunidades locales para defender su tierra y su mar.

 

Una de las hermanas Nehuelpán nos recuerda que esta zona es de Comunidades Mapuches Lafkenches, lo que significa gente de mar, "pero para ser gente del mar tenemos que tener ese mar limpio, porque de qué forma seríamos entonces gente de mar. (…) Cómo vamos a querer ver contaminado ese mar, cómo podríamos pensar en no hacer nada cuando el mar está amenazado, cuando cada vez que lo visitamos nos recibe" plantea.

 

Turista atina, el ducto contamina

El tinte de esta actividad, que se realiza por cuarta vez, tiene que ver con visibilizar el conflicto en la temporada de verano, donde Mehuin recibe gran cantidad de visitas, muchas de las cuales disfrutan con las empanadas de mariscos, almorzando pescado o bañándose en la amplia playa.

 

Mientras se avanzada recorriendo la localidad y entregando informativos, les recordaron a los paseantes que los tóxicos tienen un efecto acumulativo en los moluscos y que la posible descarga en el mar de los derivados de la producción de celulosa de la planta de Celco de San José de la Mariquina, no le es un asunto completamente ajeno, reafirmando que la defensa del mar es también por una forma de vida equilibrada  "Después de nosotros vienen muchos más y merecen poder tener una vida sana y un hogar".

Cada paso en la caminata buscó dejar en claro que existe una parte de la comunidad que sigue trabajando para que la resolución de calificación ambiental de 1996 sea letra muerta. Comentaban por el megáfono, que además de la potencial contaminación ambiental futura, para ellos primero se ha vivido la contaminación social, pues la empresa ha sembrado división entre los pescadores, entregando regalos y sueldo a parte de los habitantes del lugar para facilitar el proceso de estudios de impacto ambiental, así como otras tareas de boycot contra quienes quieren defender el territorio.

 

Arauco no es progreso: es muerte y retroceso

 

Sin duda el momento de mayor fuerza de la actividad se dio cuando el grupo pasó caminando por las afueras de la oficina de Forestal Arauco. Allí, alzaron la voz y movieron con más fuerza las banderas, remarcando las acciones paradójicas que lleva a cabo la empresa para limpiar su imagen. Media hora de Internet gratis o actividades para los niños fueron la nueva fórmula que querer tapar el sol con un dedo.

 

Sin salida

Este 2013 se visualiza tan o más activo que los años anteriores para Teresa Nahuelpán.  Ella nos comenta cómo hace pocas semanas Celco salió nuevamente diciendo en los medios masivos de comunicación que este año si que comenzaban la construcción y que sólo restaban dos pequeños obstáculos para concretar el ducto.

"Celco hace poco sacó una nota diciendo que ellos tienen dos pequeños problemas – porque de esa forma lo dan a conocer- , que es llegar a acuerdo con los dueños de tierra y conseguir los permisos para las concesiones marinas. Sin embargo esto no es tan simple porque acá hay muchos dueños de tierra que son familias mapuches que están contra el ducto, entonces es imposible que vayan a llegar a acuerdo con ellos, por lo tanto, no tienen autorización para construir en las tierras de aquellas familias. Y lo otro es las concesiones marítimas que por ley favorecen a las comunidades Lafkenches en esta zona y nosotros las tenemos solicitadas y estamos muy atentos que en caso de ser rechazada las podamos solicitar nuevamente. La empresa privada va a tener prioridad solamente si es que no hay solicitud de comunidades y si es que en dos años nadie las solicite".

 

En este sentido, a pesar de todas las operaciones de relaciones públicas de parte de Celco, existe un ducto que está aprobado ambientalmente, pero que no tiene por dónde pasar ni cómo llegar a la costa "así como están las cosas sólo lo podrían construir en algunos tramos de tierra" puntualiza Teresa.

 

Descargándose

Uno de los mayores temores que Tere comenta es que lo que Celco Valdivia (Celulosa Arauco) busca con este ducto tener la posibilidad de aumentar su producción en un 20%, aumentando las probabilidades de consecuencias tan nefastas como las que se observaron años atrás en el desastre ambiental en el río Cruces, que se conoció nacionalmente como la muerte de los cisnes de cuellos negro en Valdivia.

 

"Habían presentado el proyecto, pero tenía muchas falencias, por lo que lo retiraron, pero siempre ha estado presente, porque una de las alternativas que ellos tienen para aumentar la producción es llegar al mar, porque en un río ya no pueden aumentar la producción y ya no tienen tiempo para seguir descargando. Además le retirarían un tratamiento que actualmente hacen, pues lo habían agregado con motivo de la contaminación del Río Cruces y del humedal con la muerte de los cisnes y todas las especies.  Al llegar al mar se les quita esa obligación por lo que las aguas saldrían más contaminadas de lo que actualmente lo están haciendo.

 

Bajo cualquier circunstancia, hay una comunidad que sabe quién es, qué merece y que desde allí comprende que el mar no es sólo parte de su pasado y su presente si no que debe estar sano para que también les permita seguir proyectándose a futuro.

Video Vea : http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=oLxrl247OOA  

Publicado: 13 febrero, 2013


Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín