Carta de comunidades de Puringue ante eventual aprobación del ducto CELCO por parte del Concejo de Ministros

Carta de comunidades de Puringue ante eventual aprobación del ducto CELCO por parte del Concejo de Ministros

Señora

María Ignacia Benítez

Ministra del Medio Ambiente.

Señores y señoras Consejo de Ministros

Gobierno de Chile

Presente

Puringue, agosto de 2012

Estimados señores y señoras:

Junto con saludarles, nos dirigimos a ustedes en el contexto de la próxima reunión que tendrá vuestro Consejo el día 31 de agosto del presente año 2012, para discutir los recursos de reclamación relativos al "Proyecto de construcción y descarga al mar de efluentes tratados de Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución".

Respecto a este proyecto, las Autoridades Mapuche y Comunidades Rayen Mapu de Puringue Rico, Puringue Pobre y El Nogal que integran el territorio y Lofmapu de Puringue, en virtud de los derechos que les asisten como parte del pueblo mapuche, como primeros habitantes de este territorio y en razón de las disposiciones jurídicas que en materia de protección, resguardo, ejercicio de derechos territoriales y culturales establece el Convenio 169 de la OIT, la Declaración ONU sobre los derechos de los Pueblos Indígenas y la Ley Indígena 19.253 que en su artículo 1 establece el deber de la sociedad y el Estado de respetar, proteger y promover nuestro desarrollo, nuestra cultura y nuestras comunidades, rechazamos categóricamente el "Proyecto de construcción y descarga al mar de efluentes tratados de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución".

Nosotros , las Autoridades Mapuche y Comunidades del Lof Puringue, consideramos que la materialización de este proyecto constituye una grave violación de nuestros derechos y solicitamos a ustedes que en virtud del respeto que les compete como Autoridades de Gobierno y representantes del Estado de Chile, es vuestro deber rechazar este proyecto nocivo que tendría irreversibles impactos para el Medio Ambiente y la vida social y cultural de las comunidades mapuche y no mapuche que habitan en la zona.

Queremos manifestarles también, que constituye un hecho grave el que vuestro Consejo pueda resolver cuestiones relativas al paso del sistema de descarga de desechos tóxicos de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco, por nuestro territorio, y por nuestro Centro Ceremonial Religioso, Sociocultural y Sagrado (NGILLATUE y ELTUN) de nuestro Lof, además de la intervención de nuestra única fuente de agua viva "Rio Lingue" que no solo fue ruta de unión entre hermanos lafkenches y nuestros antepasados, sino que además es utilizado como pequeños balnearios familiares y para purificar nuestros cuerpos el día del wetripantu, (Año nuevo mapuche) y dar de beber agua a los caballos después de cada ceremonia los días del Ngillatun, y en la actualidad con derechos constituidos de agua para riego de cada comunidad en particular, y con un espacio de Area Protegida Privada orientada a proteger a especies en peligro de extinción como es el Willin o Nutria que habita en este río, junto a un sin número de flora y fauna; sin mediar siquiera, la consulta y participación previa, libre e informada, como lo establece el Convenio 169 de la OIT. Este mismo instrumento jurídico vigente en Chile, establece además que toda cuestión relativa a tierras indígenas, debe ser abordada en cuanto hábitat y territorio, razón por la cual cualquier decisión, medida o proyecto que pueda adoptarse tanto al interior del espacio territorial descrito anteriormente que comprende el Lof Puringue, debe ser objeto de una decisión colectiva por parte de nuestras comunidades. En efecto, más allá de la titularidad de las tierras en que se emplaza nuestro espacio sagrado, el uso que históricamente se ha realizado de éste ha sido y es por parte de las comunidades que integran el Lof, a quienes les asiste por tanto, el ejercicio de derechos en cuantos sujetos colectivos.

Aprovechamos la ocasión de hacerles saber que en virtud de la errónea y distorsionada información sobre nuestro territorio y espacio sagrado que fue presentada por la empresa Celulosa Arauco en su estudio de Impacto Ambiental, en julio del 2011 se hicieron llegar antecedentes arqueológicos, antropológicos, históricos y jurídicos a la Dirección Nacional de CONADI para solicitar la protección de nuestros derechos territoriales, culturales y religiosos mapuche, la respuesta fue satisfactoria al informarnos que no existe ninguna solicitud de servidumbre en favor de Celco

Asimismo, expresamos a ustedes que la información que hasta entonces dispone el gobierno en relación a nuestro territorio y espacio sagrado, y que precisamente ha sido presentada por la empresa, está seriamente distorsionada. Y ante esto, somos nosotros, que en base a nuestra pertenencia al territorio y la relación que históricamente hemos mantenido con el espacio sagrado por medio del cual pretende atravesar el ducto, los que sabemos que este proyecto violaría nuestros derechos culturales y religiosos, provocando profundos daños en la vida social y cultural de las actuales y futuras generaciones de mapuche y no mapuche.

Finalmente, les manifestamos que la voluntad de nuestras comunidades sostiene que al menos por nuestro Lof mapu y por nuestro espacio sagrado, no pasará ningún sistema de descarga de desechos tóxicos provenientes de la Planta de Celulosa Valdivia, pues nuestra presencia histórica como primeros habitantes de este territorio y los instrumentos jurídicos que en materia de derechos indígenas se encuentran vigentes en Chile, respaldan esta decisión. Por tanto, hacemos un llamado a que ustedes como parte del actual Gobierno y representantes del Estado de Chile, cumplan con el respeto de nuestros derechos.

Les saludan atentamente,

Autoridades Tradicionales y Dirigentes Mapuches del Lof Puringue.

Contacto Werken: camilotripailaf@gmail.com

Fuente : http://mapuexpress.net/?act=publications&id=6842



Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín