PREOCUPACION EN CELCO PORQUE SUBCRETARIA DE MARINA TIENE "CONGELADA" LA ENTREGA DE PERMISO USO DE LA PLAYA Y CONSTRUCCION DE DUCTO

La petición realizada por las comunidades indígenas debe ser revisada por la Conadi, Mideplan, la Subsecretaría de Pesca y otras entidades regionales.

Pese a que la empresa Celulosa Arauco cuenta con el respaldo de las autoridades regionales, como Intendencia y Conama, que presentaron una propuesta a los consejeros de la Corema, que amarraba la aprobación del estudio de impacto ambiental del ducto a algunas consideraciones, aún siguen pendientes algunos permisos que tendrá que obtener la empresa forestal para la construcción del ducto de 37 kilómetros desde la planta hasta la caleta de Mehuín.

El gerente Asuntos Públicos de Arauco, Iván Chamorro, señala que más del 50% del trazado pasa por terrenos de la forestal, lo que hace más fácil la construcción. El resto pasaría por terrenos de privados, donde tendrán que llegar a acuerdos en los próximos meses, o bien podrían construirse en zonas fiscales con permisos de Vialidad para el desarrollo de la infraestructura ambiental, en la que la empresa invertirá US$ 65 millones, "un monto que considera una solución a largo plazo y que es una inversión 100% pensando en el medio ambiente", dice Chamorro.

Sin embargo, donde hay más dificultades es en los dos kilómetros del emisario submarino del ducto que se internan en el mar.

Ahí la empresa solicitó una concesión a la Subsecretaría de Marina, pero este permiso aún no ha sido obtenido.

La principal complicación para la empresa radica en una presentación realizada por la comunidad indígena Lafkenche, que busca que se respete la ley para dicha etnia y se establezca en la zona un área de protección de doce millas marinas. Por esta razón, la Subsecretaría de Marina tiene "congelada" la entrega del permiso a Arauco, ya que la petición realizada por las comunidades indígenas debe ser revisada por la Conadi, Mideplan, la Subsecretaría de Pesca y otras entidades regionales.

Chamorro señala que la empresa ha tenido un contacto frecuente con las comunidades indígenas y de pescadores, incluso estableció una oficina hace unos meses en Mehuín para informar del proyecto a la gente de la zona.

Entre las soluciones más rápidas para que se otorgue el permiso a Arauco para realizar la construcción marina está que las comunidades lafkenches se desistan de su presentación. En caso contrario, el proceso podría demorar más de un año.

PESQUEROS Y COMUNIDADES SE MOVILIZARAN EL LUNES

“Esto es una mala despedida de este gobierno, nos traicionaron". Así reaccionó el presidente de la Federación Provincial de Pescadores Artesanales del Sur–Valdivia (Fipasur), Marco Ide, sobre la aprobación ambiental del ducto en Mehuín.

El dirigente señala que con el dictamen "no ha terminado esto, todavía queda mucho por recorrer". Asegura que harán "todo lo posible por evitar que el fatídico ducto llegue al mar", ya que de suceder "esto tendría efectos millonarios en nuestra labor. Nosotros sacamos 100 mil toneladas de sardina y anchoveta al año, y la tonelada está a $ 80 mil. Es bastante plata lo que se va a dejar de ganar por los efectos puedan provocar esos residuos en el mar".

Agrega que el próximo lunes se reunirán con las comunidades lafkenches de la zona para planear movilizaciones contra el ducto.

"Evaluaremos los pasos a seguir y las posibles movilizaciones. Estamos planeando una despedida a este gobierno y una bienvenida al de Piñera, para que sepan desde un comienzo quiénes somos", dice Ide.

No obstante, en la empresa señalan que han llegado a acuerdo con 14 sindicatos pesqueros de Mehuín y Mississippi, explicándoles que el emisario no tendrá efectos en la pesca de la zona. De hecho, en una carta a la Corema el pasado 15 de febrero, la Federación de Pescadores de Mehuín (Fepacom) que firmó un millonario convenio con Arauco, apoyó la construcción del ducto.


Fuente: La Segunda

Publicada el jueves, 25 de febrero de 2010

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín