LA HISTORIA DE LA CONTAMINACION SIGUE IGUAL: ENCUENTRAN CISNE DE CUELLO NEGRO MUERTO EN HUMEDALES DEL RIO CRUCES

LA HISTORIA DE LA CONTAMINACION SIGUE IGUAL: ENCUENTRAN CISNE DE CUELLO NEGRO MUERTO EN HUMEDALES DEL RIO CRUCES

El ejemplar -que no muestra signos de sangre- fue trasladado a la gobernación marítima que, posteriormente, entregó el ave al SAG para la realización de los análisis que determinarán la causa de muerte.


Sin rastros de sangre fue encontrado muerto ayer un cisne de cuello negro en el Santuario de la Naturaleza Anwandter de Valdivia. El ave fue vista por un lanchero en la ribera del río Cruces, sector de Quitaqui, quien la recogió y llevó hasta la gobernación marítima de Valdivia.

El biólogo marino de la Armada, Juan Harris, comentó que recibió el ave en la capitanía de puerto pasadas las diez de la mañana de ayer. "El cisne adulto no tiene aparentemente rastros de sangre evidente y lo llevamos al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para que realicen los análisis para determinar la causal de muerte, probablemente el lunes", comentó Harris.

Ezequiel Weber, el lanchero que encontró al animal, relató que lo rescató desde unos totorales a la orilla del río. "Estaba con sus tres polluelos vivos que, calculo, no tienen más de dos o tres semanas de vida. Yo viajo todos los días por esta zona, y este mismo cisne lo vi ayer (jueves) medio aturdido, casi moribundo. Me llamó la atención que no estaba flaco ni nada. No podía sostener su cabeza y tambaleaba. Hoy (ayer), como a las nueve y cuarto de la mañana lo encontré muerto. No tenía sangre", relató Weber.

El hallazgo también fue informado por los lancheros al veterinario Daniel Boroschek, quien, al igual que el lanchero, comentó que la zona donde fue encontrado ejemplar se ubica a unos diez kilómetros río debajo de la plan de Celulosa Arauco, empresa que desde 2004 es investigada por su presunta vinculación en la masiva muerte de cisnes de cuello negro por la contaminación de las aguas del río Cruces y que según un estudio encargado por el gobierno a la UACh, es responsable del cambio en la calidad de las aguas.

Boroschek agrega que hace tres semanas hizo un nuevo recorridos por el santuario de la naturaleza y comentó que "no se ven taguas y la población de cisnes no ha aumentado. Deben haber 40 de los 6 mil que había antes (del inicio de las faenas de Celco). Tampoco se ve el luchecillo (alimento de los cisnes) como antes. El santuario no se ha podido recuperar desde 2004 a la fecha", dijo.

Los análisis del SAG resultarán relevantes, por cuanto los informes técnicos en años anteriores han arrojado como causal de muerte la presencia de alto índices de metales pesados en el hígado de las aves.



Fuente: La Nación

Publicada el sábado, 23 de enero de 2010



No encuentres sorpresas en tu inbox, encuentra sólo tus mails. Tecnología anti-spam de Hotmail avalada por Microsoft. Ver más.

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín