Celulosa Arauco: Sembrando futuro vacío, niños explotados y padres limosneros


Celulosa Arauco: Sembrando futuro vacío, niños explotados y padres limosneros
26 de enero de 2010
Dos semanas atrás, Celulosa Arauco se dedicó a pasear niños en la playa de Mehuin con banderas que decían: "Arauco, sembremos futuro".
No los llevó a otra playa lejana y desconocida, no les construyó una piscina amplia para que nadaran sin riesgo, no envió a los mejores profesores de deportes a sus colegios, no les dio una charla ambiental, no les enseñó a ser mejores hijos; en simple, fue como si esos mismos niños fueran de vacaciones al patio de su casa pero con obligaciones.
Simplemente los tomó -como quien conduce una manada de animales- les puso sus insignias blancas, sus colores verde muerte, sus banderas amarillas y los mandó a hacer propaganda gratis. Niños, menores de 8 años, estaban ahí trabajando gratis para Celco.
Eso es explotación infantil en cualquier parte del Mundo, pero acá pretenden hacernos creer que es progreso y sus padres, los que reciben sueldo de esa empresa, son los primeros en celebrar un acto tan vergonzoso.
Nada les diferencia de los limosneros que utilizan a sus hijos para pedir dinero en las esquinas. Sólo que en este caso, se fueron a la playa; a la misma playa que quieren contaminar esos que reciben dinero a costa de los desastres ambientales en otros territorios.
Si no se preocupan de sus hijos, seguro se van a preocupar de la playa y menos del medio en el que viven, ¿no? Ellos, los que se creen astutos por venderse primero, los que compiten por aparecer en las fotos, como perros fieles, esos mismos.
¡Todo esto resulta tan contradictorio!
¿Quién siembra futuro con desechos tóxicos?
¿Quién siembra futuro secando el suelo con interminables pinos que no son de estos territorios?
¿Quién siembra futuro con eucaliptos que impiden utilizar a futuro un terreno?
Contaminan las redes sociales, sembraron división en la zona costera de Mariquina, entre pescadores, entre vecinos y entre familias que se relacionaron sin mayores problemas por años.
¿A eso le llaman sembremos futuro? Llevan 14 años tratando de sembrar futuro en Mehuin y aun no llegan con el ducto, ¡ni llegarán!
Tiene destruidos los lazos sociales. Es cierto, pero no habrá ducto mientras haya dignidad y conciencia.
En el río Cruces hace una semana apareció una nueva victima de la contaminacion, otros cisne muerto, quedan 40 de los 6 mil que existían en el Santuario de la Naturaleza; Santuario de Muerte. "Aquí se sembró futuro" debería decir un letrero de advertencia.
Y como si eso fuera poco, el 15 y 16 de enero, se realizó el Ngillatun en Maiquillahue. ¿Dónde se ha visto una ceremonia sagrada mapuche con ejecutivos que quisieran destruir hasta el espacio donde se realiza? ¿Habrán ido a comprarlo?
Doloroso, vergonzoso e inexplicable resulta que un ngenpin sea quien encabece a los vendidos. Quien debería estar más preocupado que todos nosotros juntos por la conservación del territorio, resulta que ahora quiere sembrar futuro vacío. ¿Qué hizo con su pasado de buenas palabras, de oídos atentos ngenpin? ¿Ahora va a convertirse en ngen (guardián) del ducto y en vocero de Arauco? Le va a llegar su castigo, usted sabe.
No trajo buenos signos esa ceremonia, considerando que terminó en pelea. Allí se supone que se une la comunidad. Se equivocó de sangre tu gente Maiquillahue, están ofreciendo la de un hermano.
Eso lo deberían saber hasta esos medio mapuche de la consultora que tienen contratada para convencer a la gente que vive a lo largo del camino, donde ellos pretenden trazar el ducto. Piden plazo y piden plazo para sembrar muerte.
Háganse una encuesta ustedes mismos: ¿Cuántos aceptarían un ducto en casa?
Este verano llegaron a Mehuin utilizando a los niños. Nadie que sea parte del Comité de Defensa del Mar atentará contra los niños; son hijos de vendidos, pero son niños y no es su culpa tener los padres que tienen. Nosotros, por nuestro lado tenemos a muchos niños con daños psicológicos por los ataques que han tenido que presenciar. Ataques financiados por Celulosa Arauco, "que andaba sembrando futuro", según dijeron. Sabemos lo que significa para un niño no tener donde crecer. ¿No fueron eso las "reducciones"?
Los han paseado por el borde del río, por la playa, por la cancha de fútbol de Mehuin. Un niño no necesita a una empresa externa para conocer, un niño necesita tranquilidad, unos padres conscientes, amor y trabajo digno (pero cuando adultos). No unos padres limosneros como los que les da Arauco sembrando su futuro vacío.
¡No al ducto!
Movimiento Por La Defensa del Mar.


No encuentres sorpresas en tu inbox, encuentra sólo tus mails. Tecnología anti-spam de Hotmail avalada por Microsoft. Ver más.

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín