Declaración pública de Asamblea del Agua y la Vida de la Región de los Ríos

Declaración Pública:


 

Un profundo rechazo e indignación ante la amenaza a mano armada perpetrada el pasado 29 de septiembre por un oficial de la Armada de Chile frente a pescadores y lafquenches que integran el Comité de Defensa del Mar, manifestamos las organizaciones sociales y territoriales que conforman la Asamblea del Agua y la Vida de la Región de los Ríos.

La amenaza fue ejercida cuando miembros del Comité expulsaron a embarcaciones de la empresa CELCO, que pretendían hacer mediciones en la bahía de Maiquillahue, en el río Lingue, con el fin de realizar un estudio de impacto ambiental que les permita instalar un ducto para desechos provenientes de la planta de celulosa de esta empresa. Tras este rechazo de quienes integran el Comité, ante la potencial contaminación futura, un miembro de la marina reprimió al grupo con su arma de servicio.

El Comité de Defensa del Mar hace uso legítimo de sus derechos consuetudinarios, a su vez, el convenio 169 de la OIT, vigente en nuestro país hace sólo 15 días, establece en su artículo 15 que los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras deberán protegerse especialmente. .

Manifestamos que el rol que deben tener las Fuerzas Armadas en una sociedad moderna y democrática, es velar por el cuidado del patrimonio y los bienes de uso público en Chile, como lo son el mar y sus recursos para el ejercicio y goce de todos los chilenos y chilenas, no de un grupo o empresa en particular.

Este tipo de actitudes represivas rememoran la vinculación de esta institución con las violaciones a los derechos humanos acaecidas bajo la dictadura militar, durante la cual existió la desaparición forzosa y la ejecución política de personas y luchadores/as sociales que trabajaban para que en este país los derechos no fueran privilegio de unos pocos.

Es preciso recordar que la Armada de Chile se financia además con el dinero que aporta cada habitante de la región y del país, por ejemplo a través de la compra de alimentos. Por ello es doblemente impresentable que un oficial defienda pistola en mano los intereses de una empresa privada como CELCO, y no los de ciudadanos y ciudadanas.

Esta represión evidencia además la incapacidad e indolencia del Gobierno Interior, puesto que el Estado y sus instituciones deberían apoyar y no reprimir el ejercicio de los derechos ciudadanos a vivir en un medio libre de contaminación y la libre determinación de los pueblos.

Queremos preguntar al gobierno y a la sociedad civil: ¿Qué tiene más valor? ¿el derecho al lucro de CELCO o los derechos humanos y colectivos de pescadores y lafquenches que viven en el borde costero de la región de la Araucanía y de Los Ríos?

El ejercicio de los derechos ciudadanos no puede ser reprimido ni restringido por instituciones estatales o fuerzas armadas. Una democracia debe sustentarse en el respeto por los derechos humanos y colectivos de los pueblos. Por ello respaldamos el actuar del Comité de Defensa del Mar que ejerce sus derechos; y rechazamos la actitud violenta y totalmente desmedida de este oficial de la marina. .

¡A recuperar el agua y el mar como un bien común para todos!

                                                                                                                        Asamblea del Agua y la Vida de la Región de los Ríos.

Los derechos son para ejercerlos y su puesta en práctica no puede ser reprimida"
fuente : http://www.elnaveghable.cl/admin/render/noticia/18800




Ingresa a tu Hotmail desde tu Messenger. ¡Windows Live hace tu vida más simple!

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín