Juntando firmas para el mar entre los árboles de la ciudad (nos vemos en el Parque Forestal y en otras ciudades es cosa de preguntar)

Juntando firmas para el mar entre los árboles de la ciudad (nos vemos en el Parque Forestal y en otras ciudades es cosa de preguntar)

 

10 de agosto de 2009

 

Con la idea de seguir trabajando por la defensa del mar, continuamos juntando firmas. En esta oportunidad nos encontramos reuniéndolas en el Parque Forestal. Allí estuvimos por ejemplo este fin de semana, en una tarde cálida de domingo, con muchos niños paseando y disfrutando de su día.

 

Como una forma de que los pequeños comiencen a tomar conciencia de que el mar lo tenemos que cuidar entre todos, les entregamos coloridos globos escritos con un mensaje de alerta. Además, dimos informativos a los adultos invitándolos a sumarse a la campaña, adhiriendo con su firma.

 

Muchas veces nos encontramos con sureños emigrados: "yo soy de Lanco, yo soy de Temuco, yo soy de Valdivia, yo de La Unión", dicen con una sonrisa. "Yo he estado en Mehuín, yo he veraneado allá, sí, conozco los mariscos y la playa", añaden después. Nuestro interés es velar por ese mar que nos espera cada verano, ese mar que nos moja las alegrías y las penas, ese mar que nos regala días inolvidables. El mismo que desde hace 13 años está amenazado por el ducto -una tubería contaminante- de Celulosa Arauco, empresa que después de haber contaminado el río Cruces, quiere llevar sus desechos directo al mar. A sus ejecutivos, ya les cursaron una multa por emitir contaminación, por alterar la temperatura, por estar acreditado que la instalación de dicha empresa ha significado muerte y contaminación.

 

Hoy tras el día del niño, sabemos que están todos contentos: lo vemos en sus caras, pudieron compartir con sus padres. Pero también sabemos que hay muchos niños; hoy hijos mañana progenitores, que tienen una gran tristeza. Esos pequeños sureños, hijos de pescadores, niños lafkenches, saben que el lugar donde han nacido ellos, sus padres, sus abuelos y los abuelos de sus abuelos, está amenazado. Ese mar de felicidad y vida que miran día a día, otros lo quieren sentenciar de muerte.

 

¡Seguiremos juntando firmas! Porque juntar firmas no es sólo garabatear un papel, es conversar, es verse, es poder dialogar: justamente lo que hace falta. Nosotros estaremos en un Santiago ya maltratado por el smog, otros lo harán en Valdivia donde ya saben lo que pasó con el río, otros más en Temuco rodeado de vertederos que dañan las napas, llegarán desde Chillán donde saben de ríos dañados, Puerto Montt atestado de salmoneras mandará su fuerza, gente conciente hará cruzar mares su apoyo firmado.

 

La campaña "Lanza tu carta al mar" se ha extendido y extenderá por todo Chile y el Wallmapu, todos podemos sumarnos firmando la carta e invitando a nuestros conocidos, amigos y familiares de una vez por todas, a hacerse respetar; a hacernos respetar.

 

Diremos: ¡No al ducto! Una vez más y usted, el que firmó y el que no ha firmado, sabrán de qué hablamos, a veces no bastan las palabras. Gestos, actos y firmas van en esa dirección: incidir en y decidir lo que queremos.

 

Movimiento por la Defensa del Mar

 

www.movimientoporladefensadelmar.wordpress.com

movdefensadelmar@gmail.com

www.noalducto.com

www.defensadelmar.tk

 



¿Sabías que puedes revisar tus correos de Hotmail desde el Messenger? ¡Tu vida en línea es más simple con Windows Live!

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín