PREOCUPACION DE DUEÑOS DE CABAÑAS EN MEHUIN ANTE POSIBILIDAD DE QUE COREMA APRUEBE DUCTO DE CELCO

Héctor Montero Lataste, uno de los propietarios de cabañas en Mehuín dijo que “no podía dejar pasar el gravísimo atentado al ecosistema marítimo, al querer colocar la Planta Valdivia de Celulosa Arauco un ducto”.


Preocupación existe en los propietarios de cabañas de veraneo en la localidad de Mehuín ante la reciente acogida del Estudio de Impacto Ambiental del emisario al mar de Celco por parte de la Corema de Los Ríos y la posibilidad de que las autoridades lo aprueben.

Héctor Montero Lataste, uno de los dueños de cabañas, y residente de la ciudad de Temuco expresó que “como integrante de la Sociedad Amigos del Árbol, la entidad ecológica más antigua de Chile que cumplió en noviembre 60 años en defensa de la naturaleza, no podía dejar pasar el gravísimo atentado al ecosistema marítimo, al querer colocar la Planta Valdivia de Celulosa Arauco, un ducto de un metro de diámetro para botar los desechos organoclorados en Mehuín”.

Montero Lataste ha seguido muy de cerca el conflicto que ya supera los 12 años y ha participado en distintas acciones, con el propósito de detener las intenciones de la empresa forestal, que dañaría el patrimonio de muchos temuquenses y valdivianos que tienen su segunda propiedad en la costa de Mariquina.

ESTERCOLERO

Montero explicó que Mehuín, en mapudungun significa "algo asó como una guanera de covadera o un estercolero".

“Los nombres mapuches van más allá del sentido literal de la palabra; como para pensar en su significado, y pensar es un ejercicio que deberíamos hacer a diario”.

El vocero de los propietarios de cabañas es conocedor de la zona y mencionó que en la punta de la península de Queule y en la isla de Maiquillahue (lugar escarpado) que cierra la bahía del mismo nombre, hay depósitos de guano de las aves marinas que allí viven en una cantidad impresionante.

En las tres cuadras de playa que posee dicha isla, comenta, existe una hermosa colonia de pingüinos de Magallanes y en los roqueríos que la rodean, otra colonia de lobos marinos.

“El primer domingo de febrero vi, en la caleta de Mehuín, la llegada de los botes cargados de sierras, de casi un metro y medio de largo baratísimas. Toda esta riqueza se destruiría si la planta de celulosa Celco persiste en depositar sus desechos industriales en este paradisíaco lugar. Si esto llega a ocurrir, ya no podremos pensar que la palabra Mehuín significa "una exuberante riqueza ictiológica" y en consecuencia, con contaminación”, dijo.

Finalizó asegurando que “sin aves, sin lobos, sin pingüinos, sin peces, sin turistas (la mayoría temuquenses), Mehuín se convertiría literalmente en un estercolero".

Publicada el lunes, 02 de marzo de 2009

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín