ALIANZA DE PESCADORES DE TRES REGIONES TOMA FUERZA

La Alianza entre pescadores y comunidades lafquenches de la VII, IX y XIV región tiene como fin principal trabajar en conjunto con el fin de hacer frente a los conflictos, sociales y económicos, que afectan su territorio.
La Alianza entre pescadores y comunidades lafquenches de la VII, IX y XIV región, que integra cerca de 6000 personas, tiene como fin principal trabajar en conjunto con el fin de hacer frente a los conflictos, sociales y económicos, que afectan su territorio.

Luego de distintas reuniones, el pasado sábado 31 se congregaron los integrantes de esta Alianza en la barra de Toltén, IX región, en la que participaron cerca de 30 representantes provenientes de diferentes localidades, como Queule, Tirúa, Pto Saavedra, además de Mississippi y Mehuín, entre otras.

En el encuentro se sentaron algunas de las líneas de acción en base a actualizar la información existente sobre el conflicto socio-ambiental originado por la Celulosa Arauco; sociabilizar la Ley de Espacio Marino Costero de Pueblos Originarios, además de solicitar estos territorios, aplicando esta ley como herramienta para combatir no sólo el conflicto Celco, sino que toda problemática que afecte al territorio costero.

Esta reunión es una más de las que se han efectuado con el fin de darle fuerza a esta Alianza Interregional de Pescadores y Comunidades Lafquenches. La vez pasada fue el turno de Mississipi, en donde su sede social fue el punto de encuentro entre habitantes de Lebu, Arauco, Tirúa y Queule, además de representantes de las comunidades lafquenches de la zona. Por lo demás, esta alianza afirma la necesidad de continuar con la vigilancia permanente del mar, no sólo en Mississipi, sino que en todo el borde costero que corresponde a estas tres regiones del sur de Chile.

Con respecto a las acusaciones sobre contaminación en los mariscos que se comercializan en la caleta de Mehuín, Boris Hualme, representante del Comité de Defensa del Mar, afirmó que se trata de un manejo comunicacional desde las autoridades tanto sanitarias como de gobierno regional: “Nos parece muy dudosa esta información, sobre todo en tiempos de verano, pues coincide con los estudios de Celco y con el turismo que llega a la zona en esta época, afectándolo gravemente”. Además, agrega que en el río Lingue no existe la descarga de desagüen de alcantarillado, ni nada por el estilo.

Por otro lado, la Celulosa Arauco instalada en la Provincia de Valdivia mantiene al 100% su producción, desde el año pasado, a pesar del desastre ambiental causado en el río Cruces, del que aún se tienen consecuencias. Hualme, en este respecto, comentó que la empresa aún continúa contaminando y nadie dice nada, además insistió en que los habitantes de la costa norte de Valdivia no descansarán con tal de que el ducto no se instale, pues desde un inicio no hay nada que conversar con Celco: “Nuestra zona está libre de contaminación y queremos mantenerla así”, afirmó.

La Alianza Interregional de Pescadores y Comunidades Lafquenches, también dirige sus dardos a la pesca de arrastre, ya que significa un grave daño a la fauna marina pues las técnicas que utiliza arrasan con toda la vida del fondo del mar, tal como agrega el representante del Comité de Defensa del Mar, Boris Hualme: “la pesca industrial de arrastre utiliza los recursos, esencialmente, para hacer harina de pescado. Nosotros como alianza, apuntamos a atacar este tipo de explotación con el fin de que los recursos marinos sean la principal respuesta para las necesidades de alimentación, pues otro de nuestros fines es convertirnos en una potencia alimentaria, y la pesca de arrastre es un obstáculo, ya que disminuye gravemente a estos recursos”.

Publicada el martes, 03 de febrero de 2009

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín