Refutan teoría sobre crisis en río Cruces

Refutan teoría sobre crisis en río Cruces

" width="200" height="150">
Celco había celebrado la hipótesis de Víctor Marín, pero la Universidad Austral por segunda vez apunta a que son los principales responsables de la crisis del humedal.
Sábado 4 de octubre de 2008 _NOM_SECCION1
Por Carlos González Isla / La Nación

Científico de la U. de Chile sostuvo en mayo que luchecillo desapareció por heladas


Refutan teoría sobre crisis en río Cruces

Con estudio en mano la Universidad Austral salió a desmentir los resultados de un estudio de la casa de Bello, que exime de culpa a Celco en la muerte del alimento de los cisnes de cuello negro.



El profesor Eduardo Jaramillo, académico del Instituto de Ecología y Evolución de la Universidad Austral de Chile (UACh) -tal como lo anunció La Nación- presentó ayer el estudio "Variabilidad de factores ambientales en el humedal del río Cruces y tolerancia del luchecillo (Egeria densa) a temperaturas extremas", investigación que sepulta la reciente hipótesis de la Universidad de Chile que exime de toda responsabilidad a Celulosa Arauco en la desaparición del alimento de los cisnes.

La Facultad de Ciencias de la casa de Bello a través de un equipo liderado por el profesor Víctor Marín, señaló en mayo que factores climáticos (bajas temperaturas) y la disminución del caudal del río Cruces incidieron en la desaparición del luchecillo.

Sin embargo, Jaramillo indicó que los eventos señalados por Marín ya habían ocurrido en 2004, sin provocar la desaparición del luchecillo.

"Además, datos de laboratorio muestran que el luchecillo es capaz de resistir temperaturas muy bajas en el agua y que su aparato fotosintético no se daña y sigue funcionando muy bien", indicó el académico.

Análisis más extremo

Asimismo, precisó que la temperatura del agua no sigue la temperatura del aire, es decir, en el agua se mitiga el impacto de una helada. En ese sentido, señaló que extremaron las condiciones planteadas por la Universidad de Chile para demostrar que están equivocados.

"Nosotros forzamos nuestros estudios utilizando datos distintos a los de Víctor. Utilizamos temperaturas del aire a 5 cm sobre el nivel del suelo, que son más bajas que las utilizadas por Marín en el aeropuerto de Pichoy, que eran a 1,80 metro sobre el nivel del suelo. En consecuencia, con este estudio demostramos que la hipótesis no tiene base empírica como para explicar que la desaparición del luchecillo fue por factores ambientales", dijo el científico.

La investigación cuestionada fue encargada a Marín por la Corporación Nacional Forestal (Conaf) el año pasado a la Universidad de Chile, como insumo del Plan Integral de Gestión del santuario de la naturaleza Carlos Anwandter, estrategia que tiene por finalidad restaurar las condiciones ecológicas del humedal, que entró en crisis luego de la puesta en marcha de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución (Celco), en 2004.

No obstante, Marín no pudo terminar el estudio encargado por la Conaf, ya que la institución le caducó en julio el contrato de investigación "Elaboración de un Modelo Conceptual del Ecosistema del Humedal del Río Cruces", por apartarse de los términos de referencia.

De esta forma, con la presentación de Jaramillo, la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile recibe un segundo golpe a su investigación, y deja en mal pie al plan de recuperación del santuario.

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín