OBISPO VICARIO APOSTOLICO DE AYSEN FORMULO UN LLAMADO A LA EMPRESA CELULOSA ARAUCO

Luis Infanti de la Mora acusó a Celco de usar “estrategias diabólicas” que están “sepultando, matando, hiriendo toda posibilidad de desarrollo sustentable de la comunidad” en una jornada de reflexión realizada este jueves en la Novena Región.

Un llamado a la empresa Celulosa Arauco a “que escuche a la comunidad y no sólo piense en sus interese económicos, sino en el bien de las personas, de la naturaleza que nos rodea, porque usando estas estrategias diabólicas, como la que está usando, estamos sepultando, matando, hiriendo toda posibilidad de desarrollo sustentable de la comunidad”, formuló este jueves el Obispo Vicario Apostólico de Aysén, Luis Infanti de la Mora, luego de participar en una jornada de reflexión sobre la carta pastoral denominada “Ya no soy el agua de cada día”, en el que participaron representantes de comunidades involucradas en conflicto con megaempresas en Temuco, Liquiñe, Valdivia y Mehuín.

La jornada se realizó en la Casa de Ejercicios del Obispado de la capital de La Araucanía y trato sobre los conflictos por agua que se dan en distintas localidades de Chile y el propósito fue compartir reflexiones y concordar una influencia desde la fe y la ética.

A juicio del evangelizador, este tipo de conflictos se dan “cada vez con mayor intensidad y eso plantea problemas éticos, sociales, jurídicos, económicos y frente a eso no hay casualidades sino que poderes y leyes que favorecen estos conflictos”.

PROBLEMA DE MEHUIN Y MISSISSIPPI

En la jornada se planteó la grave crisis social que generó en la comunidad de Mehuín, Región de Los Ríos, la intervención de la empresa Celulosa Arauco y Constitución, que puso un multimillonario convenio con dirigentes de organizaciones para dividir el férreo rechazo a la instalación de un ducto hasta el mar.

El sacerdote explicó que “el estilo de la empresa (Celco o Arauco) es el mismo de otros puntos del país, donde intentan dividir la comunidad, financiar esas divisiones y donde quieren que la comunidad se enfrente entre sí y la empresa siga ganando y llevando adelante sus iniciativas sin oposición”.

Infanti instó a la comunidad a denunciar a este tipo de empresas y calificó su accionar como una “manipulación inmoral”.

El Obispo agregó que hace algún tiempo envió un mensaje por “la valentía y lucha que, con mucha sabiduría (los pescadores) emprendieron para no hacer que la gran empresa con grandes intereses económicos, use a estas comunidades para hacer sus intereses oprimiendo personas grupos, pueblos y culturas”.

Publicada el viernes, 17 de octubre de 2008

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín