Intervención del Senador Nelsón Ávila en sesión del Senado sobre situación de DDHH de los Pueblos Originarios

REPÚBLICA DE CHILE, SENADO

Legislatura 356ª

Sesión 48ª, Ordinaria (3 de septiembre de 2008)

Señor Presidente, según lo que me ha informado el Observatorio de Derechos de Pueblos Indígenas, actual Observatorio Ciudadano, tras el incendio ocurrido el domingo 17 de agosto en el fundo Santa Rosa, comuna de Vilcún, que afectó a la familia Luchsinger -y que obviamente condenamos-, se ha producido una fuerte reacción policial y política sobre comunidades mapuches. Se les ha estigmatizado de antemano como responsables de aquellos hechos o más probables perpetradores, sin que exista todavía una investigación concluyente ni hayan sido identificados sus responsables.

Tras todo aquello, el Alto Mando de Carabineros hizo un llamado a “endurecer” la labor policial en la zona e implementar tácticas del tipo “antiguerrilla”, con reforzamiento del contingente y trabajo de “inteligencia” contra los focos de activismo en La Araucanía.

Ha habido denuncias recientes sobre violentos allanamientos masivos a comunidades mapuches. Han resultado afectados lactantes, niños, mujeres y ancianos por efectos de los gases lacrimógenos utilizados.

Preocupa también el incendio que la madrugada del domingo 31 de agosto, en la comuna de Padre Las Casas, afectó a la Ruka. Esta es la sede del Consejo Mapuche de Maquehue, representativo de un gran número de comunidades del sector.

Allí se había celebrado algunas semanas atrás un convenio con el Gobierno Regional. En el mismo se avanzaba en la resolución, a través del diálogo, de reclamaciones históricas relacionadas con sus tierras y con la gestión del propio desarrollo. El lugar fue rociado con combustible y la base de la construcción, cortada con motosierra, lo cual da cuenta del carácter intencional del hecho. Obviamente, todo aquello no alcanzó la difusión que antes tuvo otras circunstancias igualmente desgraciadas, que tuvimos la oportunidad de conocer en detalle.

Preocupa el debate público y político en torno a invocar la Ley Antiterrorista frente a estas situaciones.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU pidió al Estado chileno modificar los alcances demasiado amplios de la normativa al tipificar el delito terrorista. Su aplicación a presos mapuches procesados en el marco del conflicto territorial ha sido cuestionada por diversos organismos internacionales de derechos humanos. Estos han constatado en Chile situaciones de vulneración sistemática de derechos indígenas. También, numerosos hechos de violencia contra personas de origen mapuche y sus comunidades. Además, políticas públicas que no responden a los estándares internacionales.

Insto al Gobierno a promulgar y depositar el Convenio 169 de la OIT, sobre pueblos indígenas, el que fuera aprobado por el Congreso en marzo pasado y permanece hasta ahora sin ser promulgado por la Presidenta.

Llamo a las autoridades a no dejarse llevar por quienes sostienen que la “mano dura” en contra en contra de los mapuches es la única estrategia para enfrentar la realidad hoy existente en La Araucanía. A veces hay llamados a apretar los dientes en determinadas materias. Yo pediría que también se contrajesen algunos músculos cuando se trata de temas como el que estoy describiendo, de honda trascendencia en sectores muy sensibles de nuestra patria.

Yo deseo señalar también que sin reconocimiento, sin respeto hacia nuestros pueblos originarios y sin una política pública que atienda los problemas históricos que les afectan será muy difícil alcanzar la convivencia pacífica que todos anhelamos.

Insto a este Congreso, y en particular a la Oposición, a aprobar con prontitud el reconocimiento de los pueblos indígenas y sus derechos en la Constitución, de conformidad a las tendencias del Derecho internacional. Asimismo, a adaptar la legislación vigente a las disposiciones del Convenio 169 de la OIT, de modo de que este efectivamente pueda transformarse en un instrumento eficaz para asegurar el respeto a los pueblos originarios de Chile de cara al Bicentenario.

Señor Presidente, solicito enviar una misión de observación a la zona a cargo de la Comisión de Derechos Humanos del Senado.

También, se oficie al Ministerio del Interior y al Ministerio de Justicia por la situación del proceso que se lleva a cabo en virtud del asesinato de Matías Catrileo, quien fue baleado el jueves 3 de enero de 2008 en el fundo de Jorge Luchsinger.

He dicho.

El señor NÚÑEZ (Presidente accidental).-

Gracias, señor Senador. El oficio con lo que usted ha solicitado por cierto será enviado. La petición en el sentido de que vaya la Comisión de Derechos Humanos a la zona de La Araucanía por cierto la única posibilidad que tenemos es que usted lo plantee a través de su Comité o directamente a los Comités del Senado, para que tomen el acuerdo correspondiente.

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín