IGLESIA CATOLICA SE PONE LA CAMISETA POR LA COMUNIDAD EN CONFLICTOS AMBIENTALES COMO EL DE MEHUIN

La Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile realiza un catastro con los lugares con problemas medioambientales para apoyar a la comunidad. Ya están en carpeta: Vallenar, Aysén, Salamanca y Mehuín.

La Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile trabaja actualmente en la realización de un catastro con los lugares con problemas medioambientales para apoyar a la comunidad, como son Vallenar (Pascua Lama), Aysén (represas), Salamanca (proyectos mineros) y Mehuín-Mississippi (ducto de Celco).

La última acción concreta de la Iglesia se realiza en la Patagonia, en donde el obispo de Aysén, Luis Inafanti de la Mora dio a conocer en Coyhaique una carta pastoral denominada “Danos hoy el agua de cada día”, que incluía mensajes como: “La Patagonia se pone de pie, alza su voz, se une, se organiza, y construye su futuro con sudor y fe".

En 80 páginas, Infanti impone una reflexión ética y cristiana de la comunidad con argumentos como el valor del agua, la Patagonia como fuente de recursos naturales y lo inhumano e inmoral de ciertos modelos económicos que explotan hasta destruir estos recursos.

"Los años pasados, Chile ha reaccionado tarde (y muchas personas, muy tarde) contra las violaciones de los derechos humanos, y así todos sufrimos graves consecuencias. Nos comprometimos a un "NUNCA MAS" ser promotores o cómplices de estas atrocidades. Hoy también deberíamos ser una voz profética contra la tortura de la naturaleza, y en especial del agua", dice la carta.

Lo de Infanti no es una jugada aislada. Tampoco lo fue la marcha de principio de agosto donde sacerdotes y religiosas de Copiapó, encabezados por el obispo Gaspar Quintana, pidieron al Gobierno revisar la aprobación del proyecto Pascua Lama ante la escasez de agua en la región.

El pasado 15 de agosto, la homilía del cardenal Francisco Javier Errázuriz en la Catedral de Santiago se centró en la "ecología humana" y dijo: "Hay que procurar un desarrollo sustentable sin que eso dañe los grandes recursos que Dios nos ha regalado", dijo la cabeza de la Iglesia en Chile.

Ese mismo día, la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile (Conferre) envió la Peregrinación por la Vida a todas las diócesis del país detallando la actividad y pidiendo antecedentes de conflictos. La idea es identificar zonas donde la naturaleza está amenazada por emprendimientos productivos para exponerlos a la comunidad.

"Hay una lista de grandes y pequeños conflictos a lo largo del país y queremos darle fuerza a la comunidad y ayudar a la reflexión", explica la hermana Cristina Hoar, quien dirige el departamento de Justicia, Paz e Integridad de la Creación de la Conferre.

"Muchas veces las empresas faltan el respeto y amenazan. Provocan destrucción, porque la gente sencilla no tiene a quién acudir y simplemente tiene que tolerar esta situación. Es lo que pasa en Vallenar", agrega.

Precisamente el 28 de septiembre en Vallenar culminará la Peregrinación por la Vida con una masiva marcha por los impactos del proyecto Pascua Lama.

Antes, el 10 de septiembre, se reunirán en Santiago probablemente en la Plaza de Armas- para dar a conocer los conflictos por las represas en Aysén y la minería en Salamanca o el ducto de Celco en Mehuín.
Publicada el domingo, 31 de agosto de 2008

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín