RESPUESTA A DEFENSOR DE CELULOSA ARAUCO

Carta de Luis Soublette.

Estimado Sr. Vial :


Yo soy vadiviano, de hecho tengo una pequeña parcela inserta en el santuario
de la Naturaleza, Carlos Anwandter, específicamente en Cabo Blanco.

No siendo ecologista y estando abierto a lo que Usted aduce como las causas que mataron a cientos de cisnes de cuello negro le informo lo siguiente:

A meses de comenzar a operar la planta de celulosa blanqueada de Celulosa Arauco fuimos testigos de varias anomalías ecológicas.

No sólo desaparecieron los cisnes sino que además las taguas y los coipos.

De hecho en nuestra parcela, específicamente en el bajo que está de lleno en el humedal se mantenía un equilibrio dentro de la cadena alimentaria de camarones de barro. Los coipos se alimentaban de los camarones.

Nuestros nietos y nietas disfrutaban observando a la distancia el proceso de alimentación de los coipos.

En la actualidad los camarones de barro han proliferado en forma exponencial, al punto que somos nosotros los que tenemos que controlarlos.

De manera que Usted Señor entienda, la planta de celulosa blanqueada ha sido un factor clave en crear un desequilibrio en la frágil cadena ecológica de este maravilloso humedal, por lo demás el humedal más joven del mundo, se creó después del terremoto de los años sesenta.

Atentos saludos


Luis Soublette

Publicada el jueves, 19 de junio de 2008

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín