PRESIDENTE DE COMISION DE MEDIO AMBIENTE SE COMPROMETE CON COMUNIDADES COSTERAS QUE SE OPONEN AL DUCTO

Senador Nelson Avila, presidente de la comisión de Medio Ambiente participó en una asamblea del Comité de Defensa del Mar a la cual llegaron dirigentes de la costa de Valdivia, Mariquina y Toltén.

La ley de Espacio Marítimo Costero para los Pueblos Originarios parece ser el murallón legal con que se encontrará Celulosa Arauco (Celco) para la posibilidad de un ducto al mar en la Región de Los Ríos. Así al menos lo dejó claro ayer, el presidente de la Comisión de Medio Ambiente, senador Nelson Avila, quien llegó hasta la sede del Comité de Defensa del Mar a reunirse con los habitantes de la costa que se oponen al ducto de la empresa.

“El tiempo les ha entregado a Uds una fotificación legal, así veo yo la ley que crea un espacio marítimo costero para los pueblos originarios. El ducto desembocaría en el corazón de la identidad de este pueblo y eso es completamente inaceptable. Me emplearé a fondo, pueden contar conmigo en esta lucha, absolutamente”, afirmó el senador ante más de 150 personas, mayoritariamente dirigentes de organizaciones de pescadores y lafquenches de la costa de Mariquina, Valdivia y Toltén, que fueron convocados a la sede social del sindicato de Mississippi.

Avila escuchó las demandas y vivencias que han tenido los habitantes de la zona, producto de los intentos de la empresa del Grupo Angelini por hacer estudios para el ducto que necesita la cuestionada Planta Valdivia para seguir operando.

El encuentro comenzó pasadas las 11.30 horas, y convocó a dirigentes y habitantes de distintas comunidades que viven de la pesca artesanal.

“Tenemos que ser capaces de revertir esta situación para que el estado como tal sea efectivamente lo que se presume que debe ser, garante del bien común (…) y el bien común aquí está siendo afectado por unos intereses económicos”, dijo el senador Nelson Avila.

Entre los presentes estaban importantes representantes de la pesca regional y de la Iglesia Católica, como el presidente de la Fipasur, Marco Ide y el Párroco Raimundo Mena, de San José de la Mariquina.

En las exposiciones se recalcó la posición de las comunidades de rechazar los intentos de la empresa por iniciar los estudios, encuentros en muchos casos han sido violentos, que han sido ampliamente difundidos en medios de comunicación.

“Al senador Avila le quedó muy claro el parecer de los dirigentes y de nuestra gente. Le reafirmamos nuestra posición de no dejarle ni un solo espacio a Celco para que descargue al mar, porque no habrá ducto”, enfatizó Boris Hualme, werken lafquenche y vocero del Comité de Defensa del Mar.

También le proporcionaron documentación en aspectos sociales, culturales, ambientales, legales y económicos de la oposición de los habitantes de la costa.

ALLAMAND NO LLEGO

El punto débil de la reunión fue la inasistencia de los senadores Alejandro Navarro (PS) y Andrés Allamand (RN), quienes habían sido anunciados previamente.

“Lamento que no hayan llegado a la zona y es una falta de respeto tremenda con nuestra gente que un legislador no llegue sin aviso, más si es de nuestro territorio, como el senador Allamand”, precisó Boris Hualme.

El comentario posterior de los dirigentes, según relató el vocero lafquenche, será esperar el momento de las votaciones y “castigarle” en las urnas.

ARMADORES VALDIVIANOS

Al encuentro también llegó un grupo de Armadores Turísticos querellantes desde Valdivia, quienes le expresaron al senador Avila su sentimiento de “total abandono y desamparo” luego de ocurrida la tragedia del santuario del río Cruces, lugar al cual trasladaban turistas.

Manifestaron ser afectados luego de que la planta fuera autorizada a operar, con estudio de impacto ambiental de por medio.

“Y ahí están las consecuencias. Además nos hicieron un llamado a redoblar las fuerzas para que no nos ocurra lo que les pasó a ellos, en donde ahora nadie se hace responsable”, afirmó Hualme, recalcando la falta de credibilidad en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

Los empresarios fluviales aprovecharon la oportunidad de la visita del senador a la región para entregarle una carta con la situación en la que quedaron luego del desastre del santuario.

También se quejaron por la inasistencia de los otros dos legisladores anunciados.

“Allamand es miembro de la comisión y es lamentable que personeros políticos de nuestra región y nuestra provincia no se hagan presentes en reuniones tan importantes como esta”, reclamó con molestia el empresario fluvial Gustavo Sepúlveda.

INDEFENSION

Sepúlveda también comentó que informaron al senador Avila del “nulo apoyo” que les han entregado las autoridades regionales.

“Siempre vamos a estar defendiendo y haciendo presente ante las autoridades y en forma categórica que la lucha contra el vertido persistente de riles debe terminar, porque así ocurre en el Santuario Carlos Anwandter, sigue muriendo y sentimos una tremenda indefensión. No tenemos autoridades regionales que se hagan responsables de este daño económico. Aquí nadie se hace responsable y nos vemos en la obligación de denunciar que aquí nadie esta haciendo nada”, explicó.

El senador Avila también conoció testimonios de mujeres que han sido atacadas y violentadas por pescadores de Mehuín que son financiados por Celulosa Arauco desde que firmaron un convenio económico a cambio de apoyo para realizar estudios y la posterior construcción de un ducto.

A parte del apoyo del senador a las comunidades costeras, se logró comprometer una visita de la comisión de Medio Ambiente al santuario.

“Le hicimos ver las inconsistencias de la hipótesis de la Universidad de Chile y lo llevaremos a ver en el santuario, por lo cual ya nos pondremos a trabajar en una agenda”, dijo.

También se comprometió una nueva sesión de la Comisión de Medio Ambiente para conocer más antecedentes de parte de los empresarios fluviales querellantes.

PERIODO DE ESTUDIO

Este 21 de junio comenzó la etapa invernal en que Celulosa Arauco debe iniciar un estudio de impacto ambiental para presentar en abril próximo a la Corema de Los Ríos y poder así construir un ducto al mar.

Sin embargo, informó el vocero del Comité de Defensa del Mar, la gente de la costa, especialmente en la zona de la Bahía de Mehuín, está en constante vigilia para dar la alerta a los pescadores de las caletas y acudir al llamado.

“Estamos en vigilancia permanente, todo el borde costero, parte en el norte y en el sur de esta zona. Estamos todos atentos y aquí no entra nadie a hacer estudios, ni tampoco los de Mehuín”, aseguró, refiriéndose a los sindicatos de la caleta vecina (Mehuín) que reciben dinero de Celco y que deberán pasar por el río Lingue, frente a la sede para colaborar con la empresa.


Ver video en:
http://www.youtube.com/watch?v=_NKy6_-_EkE

Publicada el miércoles, 25 de junio de 2008

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín