“Nos pueden decir que nos quieren mucho, pero en la práctica vulneran nuestros derechos”

Así manifestaron dirigentes de la Identidad territorial Lafkenche, en el marco de los anuncios presidenciales en el denominado "Día Nacional de los Pueblos Originarios", donde la Presidenta reiteró su compromiso con el Pacto por la Multiculturalidad, que ha recibido críticas Lafkenches por el empleo del concepto de multiculturalidad y no utilizar la pluriculturalidad como concepto fundante.

Fuente: Comunicaciones Identidad territorial Lafkenche

www.identidadlafkenche.cl

Este mes de junio los pueblos originarios de América del sur celebran el We tripantu o Año Nuevo, donde se inicia un nuevo ciclo de vida y se festeja con alegría la re-novación de la naturaleza y todo lo que en ella habita.

Con el paso de los años, autoridades, gobiernos y medios de comunicación han publicitado el 24 de junio como el día Nacional de los Pueblos Indígenas. La Presidenta Michelle Bachelet realizó el martes 24 una serie de anuncios en relación a los pueblos originarios y las políticas públicas.

Algunos de los principales temas señalados son: la promulgación del proyecto de ley que crea la Subsecretaría de Asuntos Indígenas y la firma del Instructivo Presidencial que ordena la creación de unidades específicas sobre los pueblos originarios en todos los ministerios e intendencias.

Respecto al tema tierras, la Presidenta destacó que en lo que va de su mandato se ha

entregado un 25% del total de las tierras adquiridas en democracia. Asimismo, refirmó el Pacto Social por la Multiculturalidad anunciado en abril pasado y señaló que "la base de ese nuevo pacto es el respeto de los derechos indígenas, que pasa por el reconocimiento de los pueblos, su incorporación al sistema político y las reformas institucionales necesarias".

Reacción desde la Identidad Territorial Lafkenche

“Por miles de años nuestros antepasados han celebrado este ciclo natural que indica este cambio de la luna, donde se debe renovar la vida y el espíritu de la naturaleza. Que la Presidenta de Chile declare esta fiesta como día de los pueblos indígenas aun es poco y eso no reemplaza que ella no quiera aportar como gobierno en materia legislativa en el ámbito indígena”, expresó Pérsida Cheuquenao, presidenta de la Identidad Territorial Lafkenche (ITL).

Adolfo Millabur, dirigente lafkenche y alcalde de Tirúa manifestó que el discurso presentado este 24 de junio “no es nada nuevo” y es muy similar al pronunciado el día que se dio a conocer el Pacto por la Multiculturalidad.

Millabur esperaba que en los anuncios se rectificara lo planteado en el Pacto respecto al tema de la Multiculturalidad y se incluyera la Pluriculturalidad como concepto central que reconoce la diversidad. “La Presidenta perdió la oportunidad de decir que no debe hablarse de multiculturalidad, que es un concepto restringido, y hablarse de pluriculturalidad. Se ha hecho oídos sordos frente a nuestros planteamientos. Nosotros queremos que se respeten nuestros lugares y nuestros derechos”.

Frente al tema de tierras, el dirigente de Tirúa expresó que más que entrega de tierras, lo que ha hecho el gobierno es regularizar la situación de comunidades indígenas que desde mucho tiempo vienen con estas demandas.

Moisés Vilches de Carahue, manifestó que “no se anuncian grandes cosas… Algunos de los temas propuestos requieren de voluntades políticas para hacerse efectivos. Más que oficinas o nuevas unidades indígenas acá se requieren grandes lineamientos a nivel de políticas públicas para los pueblos originarios”.

Asimismo, expresó que estuvieron ausentes en el discurso de gobierno importantes temas, como el compromiso de ratificar el Convenio 169 sin declaración interpretativa o todo lo que dice relación con los conflictos en territorio mapuche. “No se dijo nada respecto a la postura del gobierno por lo que pasa en Mehuin, Panguipulli, la Novena región en general”, señaló.

El representante de Carahue dijo que los compromisos manifestados en el discurso no se ven en la práctica. “Organizaciones como la Identidad Terrtiorial Lafkenche o la COM, en su oportunidad, han planteado al gobiernos temas en los que se debería pronunciar, pero se ve claramente que el tema de los pueblos originarios no es su prioridad”.

Para Fracisco Vera Millaquén, del territorio Mapuche Huilliche de Calbuco, lo expresado por Bachelet “más que apuntar a dar soluciones reales a los pueblos originarios particularmente a los mapuche, no es otra cosa más que mera palabrería, ya que en primer lugar el discurso de multiculturalidad yo lo comparo a lo que persiguió la Ley de Propiedad Austral en nuestros territorios en la década del ’30, cuyo objetivo más que reconocer los territorios indígenas (mapuches huilliche), no hizo otra cosa que reconocer la ilegal apropiación de nuestros territorios por parte de los colonos, tanto alemanes como italianos y otros que vinieron a estos lugares”.

Vera fue enfático en señalar que el conflicto no se resuelve creando una Subsecretaría de Asuntos Indígenas, sino que demostrando una real voluntad de querer escuchar a “quienes hemos estado por años demandando al menos un poco de atención”.

Agregó que “somos parte de una comunidad que desde hace años estamos reclamando un territorio, sin embargo hasta aquí CONADI no ha hecho otra cosa que dilatar el tema y por supuesto que no aparece entre las “tierras” que el gobierno de Bachellet está diciendo que se entregarán a los mapuche. Como podemos entonces confiar en las promesas de un gobierno y un Estado que nos miente, nos discrimina, y nos reprime cada vez que reclamamos un derecho”.

Añadió que el gobierno de Bachelet debe practicar “la democracia que dicen representar”, y eso significa escuchar a la gente y “no seguir con la política cupular donde las decisiones las toman unos pocos dentro de cuatro paredes y el resto que se raje si quiere”.

En tanto, Boris Hualme, representante lafkenche y vocero del Comité de Defensa del Mar, señaló que no sólo se debe hablar del tema de devolución de tierras, sino que también entregar otros espacios que impliquen territorio y ver la demanda de tierras como algo más integral que implica temas territoriales y recursos naturales como las mineras, las forestales, y todo lo relacionado al código de aguas, por ejemplo.

“Se habla de respeto de los derechos, pero estamos en una contradicción, porque al ver los conflictos que afectan al territorio mapuche se muestra que no hay respeto por los derechos y están los ejemplos del Caso Celco, las salmoneras, la carretera de la costa… donde se atropellan los derechos directamente”, manifestó Hualme.

Coincide con esta idea Millabur, quien expresó que en el discurso del 24 de junio “no se refieren a temas coyunturales porque dejan víctimas y les es incómodo referirse a ello. Nos pueden decir que nos quieren mucho, pero en la práctica vulneran nuestros derechos”.

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín