COMISION DE MEDIO AMBIENTE DEL SENADO DESEMBARCA EN MISSISSIPPI A VERIFICAR EN TERRENO LA "GUERRA POR EL DUCTO"

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, senador Nelson Ávila (PRSD), acompañado de Andrés Allamand y Alejandro Navarro llegarán hasta el sector donde Celco pretende hacer estudios.


El Presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, senador Nelson Ávila (PRSD), acompañado de Andrés Allamand y Alejandro Navarro, miembros de la misma, visitarán la localidad de Mississippi, ubicada junto a Mehuín, para sostener un encuentro con los pescadores y lafkenches del Comité de Defensa del Mar.

El encuentro está programado para las las 11:00 horas, y en la cita se busca conocer en terreno el problema que se ha suscitado en relación a la eventual construcción de un ducto industrial proyectado por Celulosa Arauco S. A. que desembocaría en la Bahía de Mehuín.

En la zona, se han registrado serios enfrentamientos entre vecinos desde que la empresa consiguió un acuerdo económico con 9 sindicatos de pescadores de la zona. La comunidad está hace meses dividida y enfrentada en torno al emisario que la celulosa desea construir hacia la bahía, tras el desastre del río Las Cruces.

Un día antes de la cuenta de la presidenta, visitaron la Comisión de Medioambiente del Senado las partes interesadas en el conflicto por la construcción de un emisario de Celco en la bahía de Mehuín.

La cita, dejó en descubierto otros aspectos que desafían las atribuciones de esta instancia senatorial. Se escuchó la voz Lafkenche y ésta no sólo denunció inquietudes ambientalistas.

Boris Hualme, es el werkén de la comunidad lafkenche que habita la zona en conflicto por generaciones. Habló ante la comisión en su calidad de huerkén miembro del Comité de Defensa del Mar y partió por recalcar que ellos no han firmado convenio alguno con la celulosa.

Para el dirigente, el conflicto no es sólo medioambiental, es también sociocultural y étnico. Su comunidad lafkenche ha estado en un 70% opuesta las mediciones que la empresa reclama y contra un ducto que contaminaría el mar.

Para Hualme, Celco llegó mintiendo al territorio en 1996 con estudios fraudulentos para una barra costera. Con el tiempo, se supo eran para emisario de descargas al océano.

De ahí en adelante, señaló Hualme, por la oposición de más de 10 años, "Celco ha manipulado a las autoridades regionales y desarticulado la convivencia".

Para graficarlo, recordó el inusitado enfrentamiento en el mar en que efectivos de la Armada intervino a favor de la empresa, cuando ellos bloqueaban las mediciones en disputa. La empresa, según el werkén, "compró las voluntades de sindicatos de pescadores, de los cuales la mayoría no tienen raíces ancestrales en la zona. Compró a los sindicatos con una propuesta economicista y que la amenaza con un porvenir de contaminación", apuntó el dirigente.

Hualme, recalcó a los parlamentarios que ellos no hacen una defensa económica, sino que una de tipo consuetudinaria.

"Existen espacios costeros, en Mehuín, protegidos por la ley indígena. Lo defendido no se puede compensar económicamente", señaló.

Lo que más desalienta, dijo Hualme, es que el Estado de Chile "se contradice legalmente. Aprueba acuerdos indígenas, que luego son letra muerta en un caso como Celco".

"Tampoco cumple con la ley de pesca, al permitir la posibilidad de que con el ducto y sus descargas se destruya un espacio garantizado por leyes nacionales e internacionales", dijo.

Boris Hualme, relató a la comisión el desembarco del 2 de abril del año en curso, en que los sindicatos firmantes con Celco atacaron la sede del Comité de Defensa del Mar.

"La omisión, de las autoridades políticas y policiales de la zona no castigó la violencia", aseveró, la misma que amenaza con rebrotar, dijo, cuando en fechas cercanas al 21 de junio la celulosa intente de nuevo hacer las mediciones acompañado de sus adherentes.

En este invierno, tres serán los meses de tensión en la zona, por cuanto la empresa está decidida a realizar los estudios marinos que los habitantes impiden hace más de 10 años.

Surge la preocupación de los parlamentarios, de que la violencia por parte de los colaboradores que firmaron con Celco supere la ya conocida por la opinión pública.



Escrito por:
Rodrigo Quintana Ortega

Publicada el lunes, 23 de junio de 2008

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín