BOCHORNOSO DIA PARA CELULOSA ARAUCO LUEGO DE CONOCERSE DETALLES DEL CONVENIO CON MEHUIN

Los detalles de la silenciosa negociación que pretendía hacer creer a todo Chile de un acuerdo entre Celco y los pescadores de Mehuín. Finalmente, se destapó la olla, como ha sido la constante en el bullado "Caso Celco".


Luego de conocerse antecedentes bochornosos de la negociación entre Celulosa Arauco y Constitución (Celco) con una lista “inflada” de pescadores supuestamente de Mehuín que finalmente sería sólo un puñado de personas y no los 99 firmantes que informaba un diario de tiraje nacional, la comunidad costera de esa zona se congregó masivamente en la caleta, en donde los dirigentes confirmaron el rechazo a las pretensiones de la empresa de iniciar un estudio de impacto ambiental en la zona.

En el lugar, en medio de gritos en contra de Celco, se dio a conocer el documento notarial en que la empresa se comprometía al pago de U$8,9 millones a los supuestos 99 pescadores de la caleta.

Jimmy Becerra, uno de los líderes históricos de la oposición al ducto desde el año 96, que fue uno de los que acudió hasta la Notaría Carmen Podlech de Valdivia a conocer la documentación y los antecedentes de la negociación, comentó que la información contenida en el Diario La Tercera el día de ayer le motivó a realizar la acción que terminó con la quema del convenio en la Plaza de Valdivia, frente a todos los medios y los transeúntes, lugar en que proporcionó antecedentes desconocidos.

Becerra llegó acompañado de pescadores del Sindicato Nº1, quienes supuestamente serían parte de la negociación, sin embargo, desmintieron que el Sindicato haya realizado alguna negociación con Celco.

“Eso es falso, nosotros somos los reales pescadores de ese sindicato y jamás hemos transado con la empresa Celco. Andamos varios pescadores y venimos a retirar los contratos de la notaria para quemarlos en público. Donde nos dan $3 millones para ayudar a la empresa a realizar los estudios para instalar el ducto al mar”, comentó exaltado.

Según el relato de la notaria a La Tercera on line, los trabajadores querían eliminar sus nombres de las actas, porque no estaban de acuerdo con el convenio. La profesional dijo que ella les podía leer el documento, sin embargo, los pescadores decidieron llevarse el acta, fotocopiarla y quemar las copias en la Plaza de la República de Valdivia, argumentando que ellos "no venden su mar."

PESCADORES QUE NO SON DE MEHUIN

Becerra es secretario del Sindicato Nº1 y comentó que Celco hizo un negocio equivocado con personas que hace más de 5 años no viven en Mehuín y que no trabajan en el mar.

El dirigente denunció que supuestos pescadores como Marcos Aguirre y Carlos Salazar trabajan en empresas forestales y no en el mar.

Además dijo que Celco negocio con Joaquín Vargas que “creó un sindicato fantasma con personas que no trabajan en el mar y eso puede ser comprobado con la Armada o en Sernapesca viendo que nunca han desembarcado un solo pescado”.

“Los que realmente trabajamos en la caleta de Mehuín no vamos a transar, han convencido a nueve pescadores de nuestro sindicato, pero ellos son gente analfabeta que se les trajo a firmar algo que no conocían. Lo mismo quería hacer la Notaria Carmen Podlech con nosotros. Hoy entramos cinco pescadores y no nos quería dejar leer el contrato, sólo ella lo podía hacer y tampoco nos quería entregar copias, nos retuvo el carné pero lo recuperamos y salimos con los contratos originales, para quemarlos en la plaza”, informó.

La información entregada por los pescadores de Mehuín explica que de las 14 personas que han firmado, sólo 10 pertenecen a la caleta de Mehuín y trabajan como pescadores. El resto son personas provenientes de lugares apartados como Aysén, Punta Arenas o Puerto Montt, que habrían pertenecido al sindicato, pero que hace más de 5 años se fueron de la localidad costera de San José de la Mariquina.

Según Becerra, son personas que trabajan en otros rubros y “los traen en avión” para firmar y entregarles 3 millones de pesos y se van.

“Los únicos cinco pescadores de Mehuín que firmaron, hoy les sacamos sus botes del río y los tenemos varados en la calle para sacarlos de la caleta”, sentenció.

Los pescadores realizaron la quema de los contratos, en la Plaza de La República de Valdivia y adelantaron que no responderán por lo que pase si se tienen que enfrentar con las personas que traicionaron a los suyos.

Becerra aseguró que no habrá más firmas.

“Por muy tentadores que sean 3 millones de pesos para alguien que esta mal económicamente y que no ha visto ingresos en casi cuatro meses, no van a vender el mar. Los que se vendieron no son de la caleta y nos les importa, pero nosotros vamos a llegar hasta las últimas consecuencias”, expresó.

QUEMARON BOTE

Pasadas las 16.00 horas, un poco más al norte de Mehuín, en la vecina caleta de Queule, ubicada al sur de la Región de La Araucanía, un numeroso grupo de pescadores quemó una embarcación de pesca, perteneciente a Carlos Salazar, presidente del sindicato Número 1 de Mehuín, y quien fue uno de los dirigentes que firmó el acuerdo con Arauco.

Los pescadores que realizaron la arriesgada acción obligaron a los periodistas presentes a no grabar, para evitar que las imágenes pudieran perjudicarles.

Posteriormente rociaron bencina y le prendieron fuego, en una clara señal en contra de quienes busquen negociar con Celco.

APROBACION DE DUCTO

En el convenio dado a conocer a la prensa, los firmantes eran Joaquín Antonio Vargas Gallardo, Omar Aburto Muñoz, Virginio Ariel Isla Lovera, denominados como “el sindicato”.

De parte de la empresa Celulosa Arauco y Constitución S.A. firmó Sergio Carreño Moscoso, denominado para fines del contrato “la sociedad”.

El convenio, en su punto sexto expresa que ambas partes se comprometen a “colaborar con ‘la sociedad’ en los estudios, construcción, instalación y funcionamiento del emisario que se construya en el área de la bahía de Mehuín, para descargar los residuos industriales líquidos de su planta de celulosa ya mencionada”.

El convenio continua: “Asimismo, se comprometen a colaborar y hacer todas las gestiones que sean necesarias para que a la sociedad se le otorguen las autorizaciones y concesiones necesarias para el uso de terrenos, playa y fondo de mar que permitan la instalación del Emisario por esa zona; declarando desde ya que dicho espacio no es necesario para la ejecución y desarrollo de sus actividades pesqueras”.

El documento indica también que las muestras y mediciones que deba realizar Celco se realizarán con buzos, embarcaciones y tripulantes asociados al Sindicato.

CIFRAS

El convenio incluye suculentas sumas que incluyen la instalación definitiva del ducto al mar. Algunas de ellas son:
159.000.000 de pesos para los representantes del sindicato al momento de firmar el convenio.
79.500.000 de pesos al concluir la campaña de mediciones y toma de muestras.
79.500.000 de pesos para la segunda campaña de mediciones y muestras.
53.000.000 de pesos cinco días después de la aprobación definitiva del Estudio de Impacto Ambiental para la instalación del ducto.
53.000.000 de pesos cinco días después de la entrada en funcionamiento del emisario instalado.


Foto: La Tercera

Publicada el viernes, 19 de octubre de 2007

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín