MUJERES LAFkENCHES ENVIARON CARTA A PRESIDENTA BACHELET PARA DENUNCIAR ATROPELLOS Y MANIFESTAR UN NO AL DUCTO AL MAR DE CELCO

Hicieron pública ayer martes misiva que fue ingresada en las intendencias de las regiones del Bío Bío, Araucanía y Los Lagos. Además, recalcaron que seguirán manifestando una cerrada oposición a las intenciones de Celco.


Mujeres Lafkenche de las Octava, Novena y Décima regiones hicieron pública ayer martes una carta que dirigida a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, misiva que fue ingresada en las intendencias de las regiones del Bío Bío, Araucanía y Los Lagos, con el propósito de manifestar su malestar por los atropellos realizados por el gobierno al pueblo mapuche.

“Nosotros sufrimos toda la opresión que reciben nuestros esposos y compañeros por luchar por su bienestar. Por eso decidimos dar a conocer este malestar”, expresó Persida Cheuquenao.

La dirigente recalcó que como mujeres mapuches lafkenches, que significa “gente del mar”, seguirán manifestando una tenaz y cerrada oposición a la intención de Celulosa Arauco y Constitución (Celco) de construir un ducto al mar para descargar los riles de la planta Valdivia ubicada en la comuna de Marina en las riberas del río Cruces.

“Rechazamos al famoso Celco que quiere tirar toda su mugrería al mar lo cual nos afectará y nos quitará nuestra vida y el sustento para nuestros hijos. El mar es para nuestro uso y para alimentarnos y hoy vemos al gobierno apoyando sólo a los grandes empresarios de este país”, dijo molesta.

Cheuquenao agregó finalmente que la misiva surgió fruto del Congreso Lafkenche que contó con la asistencia de más de 400 representantes mapuches lafkenches de comunidades comprendidas entre el Golfo de Arauco de la Octava Región y Puerto Aysén de la Undécima Región desarrollado el pasado fin de semana en Valdivia y en vísperas de celebrarse el Día Internacional de la Mujer Indígena.

“¿Cómo vamos a celebrar el día de la mujer indígena si nos están matando nuestra cultura como mujeres mapuches y como madres?” manifestó preocupada.

LA CARTA

Valdivia warria, 3 de septiembre de 2006.

Sra. Michelle Bachelet Jeria

Presidenta de la República de Chile

Respetada Presidenta,

Nos hemos convocado y reunido (mujeres y hombres) mapuche Lafkenche de los territorios comprendidos desde Arauco a Palena, los días 1, 2 y 3 de septiembre en el lof de Valdivia con el fin de conversar, discutir y analizar respecto de los derechos vulnerados de nuestro pueblo.

Hoy, cuando estamos a días de conmemorar el Día Internacional de la Mujer Indígena, como mujeres mapuche reflexionamos respecto de nuestra tarea de mantener nuestra cultura, y constatamos que son escasas las razones para festejar. Muy por el contrario, una mirada en nuestra historia nos muestra décadas de exclusión, discriminación y maltrato, vividas como mujeres niñas, jóvenes o madres mapuche. Y una consecuencia singular de los graves atropellos que se cometen a diario contra nuestras familias, y nuestro pueblo.

Expresamos a Usted Señora Presidenta, que nosotras y nuestra gente hemos sido víctimas de la extrema violencia del accionar de las Fuerzas Armadas de Chile. Nuestras hijas e hijos han sufrido con los allanamientos a las comunidades de José Guiñon y Temucuicui. Nuestras familias se han visto en peligro con el despliegue militar de la Armada en Mehuin. Tampoco nos hemos olvidado del pesar de la familia de Alex Lemún. Hoy como ayer, siguen en nuestros ojos lágrimas de dolor y el corazón se recoge cada vez que miramos nuestro andar.

Día a día como mujeres compartimos la tristeza de las esposas, madres, hijas, nietas y abuelas de nuestros hermanos encarcelados en diferentes partes de este país (El Manzano, Angol, Collipulli, Traiguén, Hospital de Temuco).

Señora Presidenta, Usted es mujer como nosotras, su historia tiene mucho que nos hermana cuando la injusticia y el maltrato la golpearon, hoy estamos aquí, porque queremos que la vida continúe y que se renueve tal como los días de primavera y para que la naturaleza siga naciendo cada We Tripantü, para que los esteros canten cada día es hora que comience a mirar como se deteriora nuestro entorno, como se enferma la naturaleza con las plantaciones forestales, con los ductos de las celulosas, con la construcción de las represas. Vemos, como se nos va la Vida, Sra. Presidenta, se están yendo los espíritus de las aguas y los árboles y con tristeza vemos, que nuestros hijos y los suyos, tal vez en el futuro no conozcan al canelo, ni el cantar de los ríos, ni el susurro del mar limpio.

La palabra es un acto sagrado, decimos los mapuche, lo que se dice debe ir de la mano de lo que se hace. Cuando vemos que nuestros recursos naturales se convierten en negocio de los poderes económicos y su gobierno dice estar del lado de los ciudadanos, del pueblo y necesitados, nos preguntamos hasta qué punto la verdad es real.

Usted recorrió el país durante su campaña presidencial, caminó nuestras tierras, discurseó en pueblos y ciudades, por eso hoy nos dirigimos a Usted, para recordarle que la palabras no se las debe llevar el viento, sino hacerse realidad, especialmente porque Usted, es parte de la historia que nuestros hijos conocerán en los días venideros, la voluntad de este país está en las manos de una mujer: EN LAS SUYAS.

Mujeres Lafkenche

Publicada el miércoles, 06 de septiembre de 2006

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín