“ME PARECE QUE ESTAN ESCONDIENDO COSAS Y ESO ME EXTRAÑA PORQUE ES UNA SEÑAL DE QUE HAY ALGO RARO”

La periodista finlandesa Janna Kanninen, llegó a la zona cubrir el Caso Celco para informarlo en Europa. Entrevistó a personas en Valdivia, Mehuín, Tralcao, a los gerentes de la Planta Valdivia y tiene agendada conversaciones con el Gobierno.


Janna Kanninen es periodista de la Radio y Televisión Nacional de Finlandia que viajó desde la capital Helsinki a cubrir temas que afectan a América Latina. Durante este año se desempeña como profesional independiente (free lance) para la misma empresa, trabajando en forma paralela con algunas revistas finlandesas.

Toda su educación estuvo ligada a temas medioambientales cubriendo durante su carrera noticias sobre el cambio climático y la capa de ozono, entre otros. Considera tener una especial atracción por las problemáticas de Latinoamérica que la han llevado a investigar acerca de desarrollo, ley internacional y derechos humanos.

En estos momentos, Janna se encuentra en la zona cubriendo el Caso Celco, la muerte de los cisnes de cuello negro, la contaminación del santuario, lo vivido por los pescadores y mapuche de Mehuín.


P: ¿Qué opinión te has formado, luego de la visita que estás realizando a toda esta zona de Valdivia y Mehuín?

JK: Es un tema bastante complicado y difícil. No sé exactamente qué ha pasado porque me parece que están escondiendo cosas y eso me extraña bastante porque eso ya es una señal de que hay algo raro, o sea hay algo no aceptable si tienen que esconder cosas.

Tengo la impresión de que no se habla muy abiertamente, por eso es difícil. Sé que algo ha pasado y murieron los cisnes y la gente se está quejando de los problemas del agua y todo eso. Murieron los cisnes y otras aves, entonces sí pasó algo, pero yo no sé qué pasó justamente porque no me cuentan abiertamente, y eso es lo que molesta.


P: ¿Con qué grupos, personas o empresas has conversado?

JK: Bueno, por la parte de Celco estuvimos hablando con Sergio Carreño, con el subgerente de medio ambiente, Miguel Osses, y con el encargado de las relaciones públicas Angelo Romano. Después con las ONG’s, con los pescadores y con los mapuches. Ayer hice una entrevista larga con el juez Guzmán que también tiene un papel en todo esto... más que nada es eso.


P: ¿Qué opinión te has ido formando de cada uno de los actores de este conflicto?

JK: Lo triste es que no haya mucho diálogo. Yo pienso que sería muy bueno si la gente de las ONG’s, por ejemplo, visitaran la planta y empezaran algún tipo de diálogo. Me parece que en este momento no lo hay y eso es un poco triste. Pero por otro lado es un conflicto en que realmente los diferentes grupos y sectores tienen diferentes beneficios, tienen diferentes visiones y no sé si se pueden juntar, pero por lo menos habría que tratar.


P: Tú dices que aparentemente se esconde información, ¿de quién se esconde información, qué tipo de cosas son las que falta transparentar?

J.K: Lo que me falta a mí es una parte crucial, que son las autoridades. Voy a tener que tratar de contactarme con ellas cuando esté en Santiago. Entonces sobre ellos no puedo decir nada todavía, pero me parece que la empresa no siempre está totalmente abierta aunque si tienen una cara abierta. O sea, nos trataron muy bien, nos recibieron muy bien, pero había cosas que eran no tan entendibles. En ese sentido me parece que no todo está totalmente abierto, lo que es lógico porque no es una sociedad abierta; Chile no es una sociedad abierta.

Y sobre las ONG’s, ellos también están tratando de vender su visión, por supuesto.


P: ¿Cuál es el aspecto que más te llama la atención de lo que ocurre aquí en Chile y que no ocurre en Finlandia?

JK: Quizás la transparencia. En mi país no todo es tan transparente en mi país, pero comparado con lo que yo he visto aquí, sí es una sociedad mucho más transparente. Y por ejemplo, si ha pasado algo no tratarían de esconder la causa. Seguramente porque mi país es una democracia mucho más vieja que Chile; tiene que ser por eso.


P: Con relación a la tecnología que tu viste en la Planta Valdivia, ¿Qué impresión te formaste, qué opinas de ella?

JK: A mí me parece que es tecnología moderna, pero es difícil decir para una persona que no es experta. Te engañan fácilmente con sus cifras, con sus imágenes y todo eso, pero la impresión que yo tuve es que sí es tecnología moderna y en ese sentido yo no vi ningún problema ahora.


P: ¿Cuál es la realidad de la industria de la celulosa en Finlandia actualmente?

J.K: Nosotros tenemos una historia muy larga con eso. La industria allá también ha contaminado mucho las aguas durante la historia, pero estamos en otra etapa ya, y eso quiere decir que los lagos que tenemos nosotros, sobre todo lagos, ya se limpiaron bastante.

Estuvieron en malísimas condiciones en los sesentas y más o menos en los setentas empezaron a preocuparse mucho, a invertir en limpieza, y las aguas ya están bastante limpias, aunque hay problemas todavía pero son sobre todo por la parte de la agricultura y no por la industria forestal.

Lo que sigue siendo un gran problema es el uso de los bosques, porque el uso de los bosques no es muy sustentable en cuanto a la biodiversidad y todo eso.

El uso masivo para la industria forestal los ha cambiado, los ha empobrecido mucho. Han desaparecido especies, hay otras que están en peligro, etcétera. Eso es un problema grande. Claro que hay otro, que en estos momentos está bajando la industria allá, entonces están cerrando fábricas y están construyendo otras en América Latina y Asia, lo que quiere decir que la gente está perdiendo su empleo. Eso es una preocupación bien grande.


P: Ahora, ¿Tú te atreves a aventurar una hipótesis de qué fue lo que ocurrió acá?

JK: No, no quiero hacerlo. Tengo que hablar con las autoridades antes de que pueda hacer eso. Tengo mis ideas, pero mejor no hablar.

Publicada el martes, 09 de enero de 2007

Páginas vistas en total

Desde donde nos visitan...

Clima en Mehuín